En fas 33! I res, o quasi res, és tal com t’havies imaginat… / ¡Cumples 33! Y nada, o casi nada, es como te habías imaginado…

I en fas 33!

I res, o quasi res, és tal com t’havies imaginat…

dav

Fas una feina que t’encanta, de la qual has d’aprendre encara molt. A voltes també et satura i, ni molt menys, pots considerar que ocupes una plaça estable… D’aquí un parell de mesos et toca viure aquelles molt temudes oposicions. I el millor de tot: fa uns anys et diuen que estàs a secundària fent de psicopedagoga i ni t’ho creus. I ara no ho canviaries…

Estàs envoltada de gent que t’estima. Alguns des de fa poc, d’altres des de sempre. Alguns des de primera línia de foc, d’altres des d’una certa distància. I, malgrat el natural canvi d’etapes i de moments vitals, d’alguna manera sents que hi ha gent important amb qui compartir. I això és or!!!

Vius la teva solitud. Aquella que de ben petita et feia por… i que forma part de la teva realitat des de fa temps. Qui t’havia de dir que viuries la maternitat convivint amb la solitud… Doncs sí, la vida té aquestes coses… I, tot i reconèixer que hi ha aspectes difícils i dolorosos en aquesta faceta, també té aspectes ben interessants dels quals intentes aprendre cada dia.

Gaudeixes intensament del teu millor tresor (sense oblidar que tu n’ets un altre): la teva filla. El millor regal que t’ha pogut fer la vida! Intentes exprimir i retenir cada moment perquè saps que tot és canviant i efímer en el món de la maternitat. Ella creix a passos agegantats i volarà molt abans del que ara intueixes. Al seu costat aprens enormement, observant-la a ella i també a tu mateixa. Ser mare no és ni senzill ni fàcil. Això també cal dir-ho. Però realment a mi l’esforç, la dedicació, els dubtes i l’energia invertida em queden plenament compensats per l’amor, els moments màgics, les estones de qualitat compartida i tantes altres coses.

No et calen grans plans, muntatges impossibles, forçats o complicats. La felicitat, per tu, consisteix en gaudir d’aquelles petites coses, i no tant petites, que consideres importants tot compartint-les amb els teus.

Benvinguts 33! Perquè fer anys és celebrar la VIDA! I jo tinc moltes ganes de viure!

Has après moltes coses… però encara te’n queden moltíssimes més per aprendre… que segueixi!

I res, o quasi bé res és tal com t’havies imaginat! Però està prou bé. Què coi, està molt bé!

I tu, com vius els teus aniversaris?

Una abraçada,

CASTELLÀ:

¡Y cumples 33!

Y nada, o casi nada, es tal como te habías imaginado…

jo borreda

Tienes un trabajo que te encanta, de la que aun te queda mucho por aprender. A veces también te satura y, ni mucho menos, puedes considerar que ocupes una plaza estable… En un par de meses te toca vivir aquellas muy temidas oposiciones. Y lo mejor de todo: hace unos años te dicen que estás en secundaria haciendo de psicopedagoga y ni te lo crees. Y ahora no lo cambiarías…

Estás rodeada de gente que te quiere. Algunos desde hace más, otros desde siempre. Algunos desde primera línea de fuego, otros desde una cierta distancia. Y, a pesar del natural cambio de etapas y de momentos vitales, de alguna manera sientes que hay gente importante con quien compartir. ¡¡¡Y eso es oro!!!

Vives tu soledad. Aquella que de pequeña te daba miedo… y que forma parte de tu realidad desde hace tiempo. Quién te iba a decir que vivirías la maternidad conviviendo con la soledad… Pues sí, la vida tiene estas cosas… Y, a pesar de reconocer que hay aspectos difíciles y dolorosos en esta faceta, también tiene aspectos bien interesantes de los que intentas aprender cada día.

Disfrutas intensamente de tu mejor tesoro (sin olvidar que tú eres otro): tu hija. ¡El mejor regalo que te ha podido hacer la vida! Intentas expresar y retener cada momento porque sabes que todo es cambiante y efímero en el mundo de la maternidad. Ella crece a pasos agigantados y volará mucho antes de lo que ahora intuyes. A su lado aprendes enormemente, observándola a ella y también a ti misma. Ser madre no es ni sencillo ni fácil. Esto también hay que decirlo. Pero realmente a mí el esfuerzo, la dedicación, las dudas y la energía invertida me quedan plenamente compensados por el amor, los momentos mágicos, los ratos de calidad compartida y tantas otras cosas.

No te hacen falta grandes planes, montajes imposibles, forzados o complicados. La felicidad, para ti, consiste en disfrutar de aquellas pequeñas cosas, y no tan pequeñas, que consideras importantes mientras las compartes con los tuyos.

¡Bienvenidos 33! ¡Porque hacer años es celebrar la VIDA! ¡Y yo tengo muchas ganas de vivir! Has aprendido muchas cosas… pero aún te quedan muchísimas más por aprender… ¡que siga!

Y nada, o casi nada, ¡es tal como te habías imaginado! Pero está bastante bien. Qué narices, ¡está muy bien!

Y tú, ¿cómo vivos tus cumpleaños?

Un abrazo,

ESTER


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s